Radioterapia Estereotáctica Corporal en Cáncer de Próstata

Radioterapia Estereotáctica Corporal en Cáncer de Próstata

Los cánceres más frecuentemente diagnosticados en varones en España en 2022, al igual que en 2021, serán los de próstata (30.884), colon y recto (26.862), pulmón (22.316) y vejiga urinaria (17.992). A mucha distancia, los siguientes cánceres más frecuentes serán los cánceres de cavidad oral y faringe, riñón, los linfomas no hodgkinianos, hígado, y los cánceres de páncreas y estómago, todos ellos con más de 4.000 casos al año.1

La carga económica que supone el tratamiento del cáncer de próstata en todo el mundo es significativa. Solo en Europa, los costes anuales superan los 8.000 millones de euros3 y en Norteamérica los 9.000 millones de dólares4. Estas cifras no contemplan el impacto en la calidad de vida ni el coste de las intervenciones posteriores que pueden ser necesarias tras una gestión exitosa del cáncer primario.

La introducción de pruebas de antígeno prostático específico (PSA) ha mejorado en gran medida la detección de los cánceres de próstata, permitiendo a los médicos la oportunidad de intervenir en una etapa más temprana de una enfermedad potencialmente curable.5 Además, los avances en técnicas por imagen y el conocimiento de biomarcadores han aumentado la precisión a la hora de identificar y caracterizar los casos de cáncer.6

Tratamiento convencional del cáncer de próstata

Entre las opciones actuales de gestión del cáncer de próstata localizado encontramos la radioterapia externa, la braquiterapia, la prostatectomía radical, la radioterapia estereotáctica corporal (SBRT) junto a espaciador rectal, y la vigilancia activa .7 El enfoque clínico depende de la etapa de la enfermedad en la que se encuentra el paciente, los factores de riesgo de progresión y el potencial de toxicidad y efectos adversos relacionados con el tratamiento.7

Actualmente, los tratamientos del cáncer de próstata con intención curativa se centran en opciones quirúrgicas o de radioterapia.6 Las técnicas mínimamente invasivas han mejorado el perfil de seguridad de la prostatectomía radical y las complicaciones son raras. Sin embargo, la cirugía de próstata puede afectar significativamente la calidad de vida en términos de salud.8

Se han reportado de forma independiente tanto la disfunción eréctil como la incontinencia urinaria tras la cirugía, con una incidencia de hasta el 87%. Si bien es posible recuperar la función sexual y la continencia, muchos hombres siguen experimentando estos efectos a largo plazo.8

La radioterapia externa se ha considerado tradicionalmente como la más adecuada en hombres con enfermedad de riesgo intermedio o alto.7 En la mayoría de los pacientes con enfermedad localizada puede proporcionar un control exitoso de la enfermedad a largo plazo.7 Sin embargo, de manera similar a la prostatectomía radical, la radioterapia externa puede tener efectos negativos en la función sexual y la continencia urinaria del paciente. También se ha reportado urgencia defecatoria y hemorroides en pacientes que han recibido radioterapia de haz externo.7,9 Se debe tener en cuenta también que la radioterapia externa se ha asociado con un aumento moderado en el riesgo de cáncer secundario posterior, predominantemente en vejiga y recto.10

A la luz de los resultados negativos de calidad de vida en términos de salud reportados tras el tratamiento convencional del cáncer de próstata, los médicos han buscado otras opciones de menor riesgo, mostrándose la SBRT como una opción prometedora.

Radioterapia estereotáctica corporal en el cáncer de próstata

La SBRT (radioterapia estereotáctica corporal) es una modalidad relativamente nueva de tratamiento del cáncer de próstata. También conocida como radioterapia ablativa estereotáctica, la SBRT emplea dosis altas de radiación de alta precisión.11 Además del cáncer de próstata, ha demostrado tener éxito en el tratamiento de diferentes cánceres extracraneales primarios no metastásicos. Los ejemplos incluyen enfermedades pulmonares, hepáticas, renales y pancreáticas, así como oligometastásicas en pulmón, hígado y columna vertebral.11

Múltiples estudios evaluadores de la eficacia de la SBRT junto a espaciadores rectales en el cáncer de próstata localizado han mostrado excelentes tasas bioquímicas de supervivencia sin recaída (bRFS). El ensayo más grande contó con 1.100 pacientes, mostrando tasas de Supervivencia libre de recaída bioquímica (bRFS) del 96 % y 90 % en grupos de riesgo bajo e intermedio, respectivamente, a los 10 años de seguimiento. Es importante destacar que las tasas de toxicidad relacionadas con el tratamiento fueron bajas.12

El empleo de la SBRT con espaciadores rectales en el cáncer de próstata ha mostrado, entre otras, las siguientes ventajas sobre otras modalidades de tratamiento:

  • En comparación con la cirugía, la SBRT puede contribuir a conservar una mayor continencia rectal y urinaria, y mayor función sexual13
  • Tiene un impacto bajo a largo plazo en los resultados de calidad de vida en términos de salud13
  • No es invasiva12 y presenta una mayor capacidad de preservación del tejido sano adyacente en comparación con la radioterapia convencional13
  • Se puede administrar en menos sesiones que la radioterapia convencional12
  • Es coste-efectiva , mejora potencialmente el acceso de los pacientes12 y reduce la carga económica sobre el sistema de salud

Si bien se está llevando a cabo una mayor investigación sobre la enfermedad de alto riesgo y los estados oligometastásicos, la SBRT se considera cada vez más como una opción de tratamiento aceptable para determinados pacientes con cáncer de próstata tanto localizado como oligometastásico.14,15

Haz una consulta

Contáctanos hoy para saber cómo GenesisCare puede ayudarte.

Descarga de responsabilidad:

Cualquier procedimiento, incluidos los tratamientos que implican radiación, conlleva riesgos como la irritación de la piel y el dolor asociado. Por lo tanto, antes de proceder con una derivación para tratamiento, se debe recomendar a los pacientes que busquen una segunda opinión de un profesional sanitario debidamente cualificado. Como en cualquier procedimiento médico, las experiencias y los resultados variarán en función del paciente.

Referencias

  1. Informe SEOM 2022
  2. Prostate Cancer Foundation of Australia. Economic Modelling of Healthcare Services for Prostate Cancer. 2016. Available at: www.prostate.org.au/media/725545/pcfa-monograph-economic-modelling.pdf. Acceso el 3/5/22.
  3. Luengo-Fernández R, et al. Lancet Oncol 2013; 14(12):1165-74.
  4. Roehrborn C and Black L. BJU Int 2011; 108(6):806-13.
  5. Nash A, Melezinek I. Endocr Relat Cancer 2000; 7(1):37-51.
  6.  Litwin M, et al. JAMA 2017; 317(24):2532-2542.
  7. Dearnaley D, et al. Lancet 2016; 17(8):1047-1060.
  8. Kesch C, et al. Front Surg 2021.684088.
  9. Potosky A, et al. JNCI 2004; 96(18):1358-1367.
  10. Bostrom P, et al. Europ Urol 2007;52(4):973-982.
  11. Lo S, et al. Nat Rev Clin Oncol 2010;7:44-54.
  12. Kothari G, et al. Technol Cancer Res Treat 2018;17:1533033818789633.
  13. King C, et al. Int J Rad Onc Biol Phys.2013; 87(5):939-945.
  14. Phillips R, et al. JAMA Oncol 2020; 6(5):650-659.
  15. Ahmed K, et al. Front Oncol 2013;2.
side image

Nuestros especialistas en cáncer de próstata

Dr. Vladimir Suárez Gironzini

MD, MSc

Oncólogo radioterápico

GenesisCare en Madrid, Arturo Soria +1

Dr. José Begara de la Fuente

Oncólogo radioterápico

GenesisCare en Málaga, Centro Andaluz de Excelencia en Radiocirugía

Dr. Marcos Guijarro Verdú

Oncólogo radioterápico

GenesisCare en Madrid, Hospital San Francisco de Asís +1

Dra. Elena Moreno-Olmedo

MD, MSc

Oncóloga radioterápica

GenesisCare en Madrid, Hospital Vithas La Milagrosa

Dr. Gorka Nagore

Oncólogo radioterápico

GenesisCare en Alicante

Gracias por tu consulta.

Nos pondremos en contacto lo antes posible .

Ha ocurrido un error inesperado.

Por favor vuelve a completar el formulario, disculpa las molestias.

Realiza tu consulta en GenesisCare

Completa el formulario de consulta y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

* Indica un campo obligatorio.