Fernando

“Hay que destacar el innegable bastión que entraña el papel de la familia a lo largo de todo el proceso. Tu familia lo es todo: a la hora de encajar el primer tortazo, a la hora de organizar la pelea, a la hora de luchar cada día… Es tu principal ejército. Echar mano de tu gente, de tus amistades, compartiendo con ellos el día a día, sin duda contribuye a mantener una actitud positiva y colaboradora hacia los tratamientos”.

Fernando

Otras historias de pacientes

Pilar

“Sí, ha cambiado mi actitud, intento vivir día a día y aprovechar cada minuto junto a la gente que realmente…

Maite

“Mi vida hoy es fantástica, viajo por todo el mundo y estoy trabajando activamente en mejorar la calidad de vida…

Eva

“Empecé la quimioterapia y después la radioterapia. Recuerdo que cuando entré la primera vez en la sala me dieron muchas…

Clara

“He comenzado sesiones con Ruth, la psico-oncóloga, que me ayudan muchísimo. Las sesiones me sirven para disipar miedos, para obtener…