El testimonio de Marisol

“El cuerpo nos pone en aviso, nos da señales a las que nos prestamos atención. Intuimos que algo no va bien, pero el día a día, el trabajo, la familia… sólo nos permiten prestar atención a cosas que no tienen la menor importancia. Ahora, tras superar el diagnóstico de cáncer de ovario, me doy cuenta de todas las señales que estaba recibiendo”.

Otras historias de pacientes

Testimonio de Eva Sánchez
El testimonio de Inmaculada
El testimonio de Fernando
El testimonio de Blanca
Mónica