GenesisCare y la Fundación Real Madrid se unen por el envejecimiento activo

El mejor ejemplo de que los años no son impedimento para mantenerse en plena forma es la historia del Real Madrid C. F. Por ello, a través de su Fundación, continúa atendiendo a los mayores, y se une a GenesisCare, especialista mundial en tratamientos radioterápicos para la artrosis y otras patologias benignas que condicionan la movilidad, para fomentar el envejecimiento activo, objetivo del Programa de actividad física para mayores de la Fundación Real Madrid.

Enrique Sánchez, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Real Madrid; Ramón Berra de Unamuno, director general de GenesisCare; Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid C. F., e Ignacio Azinovic, director médico de GenesisCare, han ratificado el convenio de colaboración entre ambas entidades, que beneficiará a mayores de 65 años.

Emilio Butragueño ha explicado la importancia de este apoyo puesto que “la práctica deportiva habitual y los tratamientos del dolor son una buena combinación para tener una vejez más llena de vida”. Por su parte, Ramón Berra de Unamuno ha destacado la apuesta de la compañía por promover el envejecimiento activo “la edad y las enfermedades benignas que esta conlleva no pueden ser un freno, nuestros mayores tienen que seguir moviéndose y disfrutando de una mejor calidad de vida y los avances en la tecnología hoy nos ayudan a conseguirlo”.

Esta colaboración supone la sostenibilidad de las actividades sociodeportivas que desarrolla la Fundación Real Madrid en las instalaciones deportivas de Canal de Isabel II, Madrid. Un programa de actividad física para mayores que se desarrolla semanalmente y, además, los participantes disfrutan de charlas formativas en materia de mantenimiento de hábitos de vida saludable, en la que también participará GenesisCare.

La edad y sus consecuencias no pueden limitar la movilidad de los mayores

Gracias a los avances de las nuevas tecnologías, la radioterapia, por sus propiedades antiinflamatorias y antiproliferativas, permite curar y aliviar los síntomas de estas enfermedades benignas como son el dolor, la inflamación y el deterioro de la funcionalidad.

Mantenerse activo es muy importante siempre, pero muy especialmente a partir de los 65 años. Pero a esta edad son muchos los que dejan de realizar ejercicio físico, algunos de ellos obligados por alguna enfermedad reumática, como puede ser la artrosis o la fascitis plantar. Se trata de patologías muy dolorosas que limitan el movimiento y condicionan el día a día de los pacientes.

La radioterapia a baja dosis, aplicada para el tratamiento de enfermedades no oncológicas, es un tratamiento seguro con una toxicidad prácticamente inexistente. Es un tratamiento indoloro, no invasivo, no interfiere con la actividad diaria del paciente y no precisa sedación ni estar en ayunas.

La eficacia del tratamiento supone mejoras del dolor articular en hasta el 90% de los pacientes tratados llegando, incluso, a obtener respuestas completas en muchos casos y permitiendo, de este modo, mantenerse activo sin que la edad sea un límite.

Related articles

El cáncer de próstata es el más frecuente en los hombres

Día Mundial del Abuelo

Día Mundial contra el Cáncer de Cabeza y Cuello

El cáncer de próstata afecta cada año a más de 35.000 personas en España