Proteger el corazón en el tratamiento de la mama izquierda es prioritario para GenesisCare

  • El mantenimiento de la respiración en inspiración profunda (DIBH, por sus siglas en inglés) es una técnica en la que la paciente realiza una respiración profunda y la mantiene mientras se administra la radioterapia
  • Entre otras ventajas, la DIBH ayuda a minimizar la exposición del corazón a la radiación, reduciendo efectos secundarios como el desarrollo de enfermedades cardiovasculares

Doctora Graciela García
Dr. Graciela García
GenesisCare, compañía líder en tratamientos de cáncer, fiel a su propósito de no solo proporcionar el mejor tratamiento si no también la mejor calidad de vida posible ofrece una innovadora técnica a aplicar en el tratamiento para el cáncer de mama. La inspiración profunda mantenida (DIBH, por sus siglas en inglés) es una técnica en la que se realiza una respiración profunda y se mantiene mientras se administra la radioterapia, cuando la mama está más alejada del corazón.

Por este motivo, esta técnica es especialmente recomendable para tratar el cáncer de mama izquierda puesto que se reduce la exposición del corazón a la radiación, ayudando a minimizar las posibles complicaciones cardíacas.

El tratamiento actualmente se aplica en el centro de GenesisCare del Hospital San Francisco de Asís y, según las primeras estimaciones realizadas por especialistas de la compañía, se espera que la aplicación de esta técnica ofrezca “muy buenos resultados en las pacientes”, puesto que se ha observado que las que han sido tratadas de cáncer de la mama izquierda tienen más probabilidades de desarrollar alguna alteración cardiaca en el futuro, que las que se han tratado de un tumor en la mama derecha. “Con esta técnica esa probabilidad se reduce por lo que se mejora la calidad de vida de nuestras pacientes”, explica la Dr. Graciela García, oncóloga radioterápica en GenesisCare, quien además destaca la innovación que supone la técnica de inspiración profunda mantenida en los tratamientos de cáncer de mama: “La introducción de esta técnica es todo un avance en la atención a las pacientes con cáncer de mama, ya que logramos mejorar la efectividad reduciendo los posibles efectos secundarios derivados de la radiación”.

Efectos que, como apunta el Dr. Asín Cardiel, cardiólogo, “se suelen detectar a largo plazo, no inmediatamente tras el tratamiento, y, por tanto, es importante que llegue la menor radiación posible al corazón aprovechando el desplazamiento de estos órganos durante la inspiración profunda. La DIBH es una técnica muy recomendable porque, a pesar de que es muy novedosa, ya hay estudios, donde se evidencia que existe una mejoría en la reducción de los daños cardiacos y en el trayecto de las propias arterias coronarias”.

Unidad de cardio-oncología

La cardio-oncología es una subespecialidad, de desarrollo reciente, que ha surgido a medida que se ha ido observando los efectos que podrían tener sobre el corazón algunos tratamientos oncológicos.

Por este motivo, y con el objetivo de garantizar la mejor calidad de vida a los pacientes, GenesisCare y el servicio de cardiología del Hospital San Francisco de Asís se han unido y han desarrollado una de las primeras unidades de cardio oncología de España. “El objetivo es que, en conjunto, podamos detectar o determinar precozmente cualquier alteración cardiaca que pueda tener una mujer, incluso antes de comenzar el tratamiento con radioterapia para poder poner un tratamiento preventivo y evitar interrupciones en el tratamiento oncológico” ha explicado la Dra. García.

Related articles

GenesisCare se convierte en una de las redes de atención del cáncer más grandes del mundo con la unión de 21st Century Oncology

La continuidad del tratamiento, clave para el control del cáncer también ante el Covid-19

Servicio telefónico de atención asistencial gratuita para todos los pacientes de España con cáncer

Los pacientes oncológicos necesitan sus tratamientos también durante el coronavirus