La salud masculina

El cáncer de próstata será uno de los cánceres más diagnosticados en varones en España en 2021 con una estimación de 35.764 casos, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Una investigación llevada a cabo por GenesisCare y Prostate Cancer Research entre 2.000 personas reveló que el 78% de los hombres están preocupados por su salud, siendo el diagnóstico de cáncer su principal preocupación (33%).

A pesar de sus preocupaciones, el 24% de los hombres admite esconder la cabeza cuando se trata de asuntos relacionados con la salud. Tanto es así que, aunque el 90% de los hombres son conscientes de que un diagnóstico precoz del cáncer puede salvar la vida, el 31% admite que ha retrasado la visita con el médico y casi la mitad (46%) le da vergüenza hablar de los síntomas con su profesional médico por la naturaleza de estos, aunque la mayoría de los encuestados que se sienten cómodos de hablar con su médico (el 85%) están muy satisfechos con el tratamiento que han recibido.

Como resultado de este comportamiento, se ha demostrado que la red de apoyo de un hombre es fundamental para animarle a buscar consejo médico cuando algo puede ir mal. De los hombres que han recibido un diagnóstico de cáncer de próstata, el 12% afirman que fue su pareja quien detectó los signos y el 17% admite que esta fue quien le convenció para acudir al médico.

Llámanos hoy

Quotation symbol

Tengo 70 años, estoy perfectamente y no tengo ningún problema, ni ninguna contraindicación. Ni ningún efecto secundario.

Heleodoro, paciente de GenesisCare

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez situada debajo de la vejiga y que rodea el conducto de la uretra, llevando la orina desde la vejiga hasta el pene.

Produce una proteína llamada Antígeno Específico de la Próstata (PSA) y genera la mayor parte de los fluidos contenidos en el semen, permitiendo que este salga del cuerpo cuando el hombre eyacula.

Una parte del PSA pasa de forma natural de la próstata al torrente sanguíneo, pero la cantidad depende de la edad y de la salud de la próstata. El aumento de los niveles de PSA en la sangre puede deberse a enfermedades como una infección urinaria, una próstata inflamada o infectada, un agrandamiento de la próstata o un cáncer de próstata.

Signos y síntomas del cáncer de próstata

El 22% de los hombres no son conscientes de los síntomas que podrían indicar la presencia de un cáncer de próstata. Aunque el cáncer de próstata en su fase inicial no suele causar ningún síntoma, si hay un tumor que empieza a crecer puede empezar a presionar la uretra causando los siguientes síntomas:

  • Dificultad para iniciar la micción
  • Dificultad para vaciar completamente la vejiga o sensación de que la vejiga no se ha vaciado correctamente
  • Flujo de orina débil
  • Pérdida de orina, que puede producirse justo antes o después de ir al baño
  • Necesidad de orinar más a menudo, especialmente durante la noche
  • Necesidad repentina de orinar
  • Notar sangre en el semen o la orina

Experimentar estos síntomas no significa necesariamente que tengas cáncer de próstata, ya que también pueden estar causados por otras afecciones no cancerosas, pero es importante que recibas asesoramiento médico lo antes posible si tienes alguna duda. Un diagnóstico precoz y un tratamiento sin demora pueden dar lugar a un mejor resultado.

Ponte en contacto

Si te preocupa el cáncer de próstata, o posibles síntomas, habla con un profesional de nuestro experimentado equipo de médicos que te ofrecerá una atención privada personalizada. Llama al 921 130 004 o rellena el formulario de consulta.
Consúltanos

Nuestro tratamiento innovador: SBRT + espaciadores

La próstata es un órgano que está muy cercano al recto. Hasta ahora siempre ha existido la posibilidad de que la radiación convencional pudiera afectar a una zona tan delicada como el recto, pero los avances médicos y técnicos han conseguido resolver ese problema separando dos órganos que están muy cercanos entre sí.

El espaciador es un sistema totalmente novedoso que consiste en inyectar un líquido biológico (gel) entre la próstata y el recto, una vez inyectado, se gelifica creando una barrera entre ambos órganos. Este gel permanece, actuando como barrera durante aproximadamente seis y nueve meses y, finalmente, desaparece reabsorbido por el organismo. Este sistema hace posible la aplicación del tratamiento de Radioterapia Estereotáctica Corporal (SBRT), actuando con altas dosis contra el tumor y pudiendo reducir así las sesiones de tratamiento de 28 a 5 (siempre bajo el criterio médico) y minimizando los posibles efectos secundarios rectales, urinarios y sexuales.