Radioterapia Paliativa

El objetivo de la radioterapia paliativa no es curar el cáncer sino proporcionar una mejor calidad de vida controlando los síntomas.

El tratamiento paliativo puede:

  • Reducir un tumor para disminuir el dolor
  • Tratar los síntomas de los tumores en el cerebro
  • Tratar los síntomas del cáncer de pulmón (ej. esputos de sangre)
  • Controlar los tumores ulcerados y reducir el sangrado
  • Tratar una obstrucción de vasos sanguíneos en el cuello
  • Aliviar el dolor en el cáncer de hueso
  • Aliviar la presión sobre la médula espinal

¿Es adecuada para mí?

La radioterapia paliativa no es adecuada para todo el mundo. Pueden resultar más adecuadas otras terapias como la cirugía, la quimioterapia, la terapia hormonal o la terapia biológica. Tu especialista es la persona más adecuada con la que hablar de la mejor forma de proceder.

¿Cuánto dura la radioterapia?

La mayoría de las personas no necesita muchas sesiones de radioterapia paliativa – pueden variar de una a diez sesiones, dependiendo del tamaño de la lesión, la edad y el estado general del paciente. Tu especialista te asesorará. Los efectos secundarios a estos tratamientos suelen ser mínimos (por inflamación de los tejidos sanos vecinos a la zona donde se está irradiando) o ninguno. En el caso de radioterapia en la cabeza, es frecuente la caída del cabello aunque suele recuperarse con el tiempo.
Si vives lejos del centro de tratamiento, podemos ofrecerte una sesión el mismo día de tu primera consulta.

¿Qué implica?

En la mayoría de los casos, se realiza una sesión de “planificación”. Es entonces cuando trabajamos contigo para diseñar la mejor opción de tratamiento (incluyendo la decisión del número de sesiones necesarias), teniendo en cuenta tu forma corporal y el tamaño y la ubicación del cáncer.

  • Durante la sesión de planificación, se te realizará un TAC. Haremos marcas en la piel cerca del área de tratamiento para que el tratamiento sea dirigido con precisión.
  • Si el tratamiento afecta a la cabeza o el cuello, previamente se te colocará máscara termoplástica especialmente diseñada a medida) para mantener la cabeza completamente inmóvil durante el procedimiento y que no se dañen órganos sanos como los ojos, nariz, boca, etc.