III Simposio internacional del cáncer de mama

Tuesday April 23rd

Nueve de cada diez pacientes con cáncer de mama se curan gracias a los avances de la última década que han contribuido de manera decisiva en el abordaje de los tratamientos, más personalizado y dirigido. Una atención individualizada que junto a las campañas de screening o cribado han permitido disminuir la mortalidad e incluso a prevenir recaídas pese al aumento de la incidencia de esta enfermedad.

Aunque aún queda mucho por avanzar para mejorar el tratamiento del cáncer de mama, ¿qué nos puede deparar el futuro? Los expertos reunidos en el III Simposio de Cáncer de Mama, organizado por IMOncology FUNDACIÓN, han coincidido en la importancia que tiene la aplicación de las técnicas de biología molecular en la detección de alteraciones genómicas de los tumores y desarrollar tratamientos más efectivos y menos tóxicos que están contribuyendo así a la eficiencia y la calidad asistencial.

Las claves del Simposio

Desde que en el año 2000 comenzarán a conocerse los mecanismos genéticos y moleculares en el desarrollo de los tumores se han ido sucediendo adelantos que hoy ayudan a los especialistas aplicar una medicina de precisión, más predictiva, en la que cobran especial protagonismo la interpretación de los perfiles moleculares y genéticos de cada tumor. Ello les permite saber de antemano qué pacientes son candidatos o no a recibir quimioterapia, radioterapia o terapias dirigidas, o quién tiene mayor riesgo de recaída entre otros factores de pronóstico. Una auténtica revolución en el abordaje del cáncer de mama en la que aún se han dado los primeros pasos. El reto es seguir investigando y secuenciar el genoma para conocer más las causas y características de los tumores y desarrollar nuevos fármacos, dianas específicas, que vayan dirigidas a interferir sobre las vías de señalización que la célula tiene anormales y no contra toda la célula cancerosa, como actúa la quimioterapia.

La Dra. Ana LLuch, jefa del Servicio de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico de Valencia, que participó en el simposio, insiste en que el cáncer de mama es muy heterogéneo. “Se sabe que un amplio porcentaje de los tumores (en torno al 70 %) son hormonodependientes (denominados luminal), un 15 % sobreexpresa la proteína HER2 (HER2 positivo) y el resto es el denominado triple negativo”, asegura. Y precisamente ahí es donde ahora está el desafío, en descifrar cuáles son las alteraciones claves para seleccionar qué tratamientos son los más adecuados, individualizando las terapias y dirigiéndolas a las mutaciones de la célula del tumor.

Se estima que gracias a las plataformas genómicas, el diagnóstico inicial se modifica en un 37% de los casos. Aunque sigue siendo importante la histología del tumor, el estadio, diseminación o no en los ganglios linfáticos, o la existencia de metástasis, el presente y futuro en el abordaje del cáncer de mama pasa por personalizar cada tratamiento en función de las características biológicas de cada tumor.

La biopsia líquida

En España, país líder en la implantación de plataformas genómicas, existen cuatro con las que se puede saber a través de test sanguíneos cuáles son los biomarcadores de riesgo, pronósticos, predictivos y de toxicidad al tratamiento en cáncer de mama. Buscar esos biomarcadores en el cáncer de mama es el caballo de batalla de los investigadores. Recientemente el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam). Ha presentado el estudio ConvertHer, en el que han participado la mayoría de los hospitales españoles, que va a cambiar la práctica clínica en el cáncer de mama metastásico.
A las mujeres que han participado en este estudio se les ha tomado una simple muestra de sangre para conocer el ADN de la célula tumoral. Una información genética que un futuro cercano se podrán monitorizar el efecto de los tratamientos e identificar los mecanismos de resistencia del tumor de mama, o biopsia líquida. Por el momento, esta técnica, que consiste en el análisis de células tumorales o pequeños fragmentos de ADN que circulan en la sangre, sólo se aplica en cáncer de colón. Pero será una realidad a medio plazo en cáncer de mama ya que se está avanzando a buen ritmo la investigación.

Acceso a las plataformas genómicas

Tanto al médico como al paciente les preocupa especialmente establecer el tratamiento más adecuado que pueda permitir superar la enfermedad con los menores efectos secundarios posibles. Las plataformas genómicas son de gran utilidad clínica pero para garantizar su efectividad es necesaria la formación continuada de los especialistas, y facilitar el acceso a todos los pacientes, según coinciden los expertos.


Similar articles

19 August, 2015

Tomoterapia pediátrica

El tratamiento del cáncer infantil

Ocho de cada diez niños y adolescentes con cáncer superan esta enfermedad gracias a los avances en oncología pediátrica. Entre ellos, ya se cuenta con un tipo específico de radioterapia, la guiada por la imagen (IGRT), que se administra con un equipo de alta tecnología en el tratamiento del cáncer, la Tomoterapia. Hasta hace unas…

20 August, 2015

Ingesta de verduras en el cáncer

Bebidas y alimentos alcalinos contra el cáncer

  Durante y después de los tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia es muy importante cuidar la alimentación contra el cáncer. Un primer paso para logarlo puede ser comenzar a elaborar refrescantes y nutritivos zumos de frutas y verduras. Para la nutricoach, Helen Medal (LINK), “la zumoterapia tiene innumerables beneficios, entre ellos permite `alcalinizar´…

4 February, 2016

La necesidad de un paciente de cáncer

Hacer visibles las necesidades del paciente con cáncer

Los seres humanos tenemos una serie de necesidades que tratamos de satisfacer a lo largo de toda nuestra vida. La famosa pirámide de Maslow define todas estas necesidades (físicas, sociales, de reconocimiento y de autorrealización).   Cuando una persona está enferma sus necesidades se incrementan, se intensifican. La Organización Mundial de la Salud (OMS), de…